Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2017

Tras el rastro del diablo en Canarias

El 15 de octubre de 2016 tuvo lugar un macabro hallazgo en la Avenida de Los Menceyes, municipio de La Laguna (Tenerife). Muy cerca de la nueva facultad de Bellas Artes, y prácticamente al margen de los raíles del tranvía, varios vecinos encontraron la cabeza de un cabrito en el suelo. Según contaron a este digital, no era la primera vez que tenía lugar este tipo de descubrimientos. Meses atrás ya se habían hallado en las inmediaciones restos similares, concretamente, gallinas decapitadas. En este caso, la cabeza del cabrito presentaba aparentemente un corte limpio y no había otros restos del animal en las cercanías, lo que parecía descartar la posibilidad de un accidente. Se daba la circunstancia, además, de que la noche anterior hubo luna llena, un elemento simbólico que podía conducir a la idea de un sacrificio ritual. Ante la extrañeza del suceso, Caso 7 ha puesto en contacto con Vicente Jara, investigador y experto en sectas y miembro fundador de RIES (Red Iberoamericana de Estu…

A dos minutos y medio del fin del mundo

En 2008, publiqué el libro El Reloj del Fin del Mundo (Ed. Nowtilus). Dedicaba un importante espacio a hablar de un curioso mecanismo custodiado en la Universidad de Chicago: el reloj de los científicos atómicos. Un ingenioso mecanismo puesto en marcha desde los días de los primeras pruebas con armas nucleares, dirigido por científicos concienciados, ya desde una época tan temprana, con los riesgos de las armas nucleares. La metáfora funcionaba de una manera muy gráfica. Si ese reloj llegaba a marcar las doce de la noche la humanidad estaba perdida. El momento en el que las manecillas estuvieron más cerca de la medianoche fue en 1953, cuando los estadounidenses borraron un islote del Pacífico tras lanzar la bomba H: solo a dos minutos. Sin embargo, el mayor margen fue de17 minutos, en 1991, coincidiendo con el desmantelamiento del telón de acero y la consiguiente distensión nuclear.