Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2019

Vilafor. La cuna del Hermano Pedro

Para llegar a Vilaflor, tomamos una empinada carretera que parecía alejarnos de todo lo que conocíamos. Era como si nos adentráramos en un terreno inhóspito e inexplorado. Así, empezaron a surgir los pinos a ambos lados de la carretera. Y seguíamos subiendo. La pendiente se hizo aún más grande. La arboleda era más espesa y la niebla empezaba a envolvernos. En cuestión de 20 minutos habíamos pasado del cálido ambiente del sur de Tenerife a la humedad y el frío. Cuando llegamos a las puertas de Vilaflor, el termómetro del coche marcaba 12 grados ¡en pleno mes de abril. La niebla era tan espesa que nos costó dar con el pequeño hotel pese a que se trata de un pequeño pueblo. Al aparcar y salir del coche, todo era completamente distinto a lo que habíamos dejado atrás. Respirábamos aire limpio y fresco. La quietud era total. No se escuchaba ningún ruido y no había nadie en la calle. Tras dejar las cosas en el hotel salimos a dar un paseo. Queríamos estirar las piernas tras más de una hor…