Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2013

Viviendo en Mátrix

Nuestro cerebro podría considerarse el mayor logro de la naturaleza. El transcurso de millones de años nos ha proporcionado un órgano tremendamente efectivo para llevar a cabo miles de tareas, algunas tan elementales como no golpearnos contra la pared cuando salimos de casa o evitar ser atropellados por un coche cuando paseamos por la calle. Sin embargo, tal prodigio de la evolución biológica no ha logrado satisfacer algunas cuestiones de gran alcance para conocer qué papel ocupamos en el Universo. Las limitadas funciones del cerebro no están configuradas para contestar a preguntas como quiénes somos, cuál es nuestro destino o qué es la muerte. A todas estas cuestiones el cerebro responde con engaños y nos predispone a la fabricación de mitos.  La propia idea de la muerte podría ser una mera elaboración mental; un concepto artificial, que más allá de nuestras percepciones cotidianas no tendría ningún fundamento.

La Tierra se prepara contra los asteroides peligrosos

Hará unos ocho años, a raíz del descubrimiento del mediático asteroide Apophis, el asunto de los objetos cercanos a la Tierra cobró un interés extraordinario en los medios de comunicación. Por aquel entonces empezaron a surgir ideas  de lo más ocurrentes para desviar la trayectoria de una roca del espacio en rumbo de colisión contra la Tierra y se hicieron algunas declaraciones por parte de astronautas, astrónomos y expertos implicados en la detección de asteroides. Uno de ellos, Miguel Belló-Mora, director DEIMOS, empresa del sector aeroespacial, e implicado en un proyecto para hacer frente a este tipo de amenazas, aseguró que era "bastante improbable" que un asteroide de más de diez metros colisionara contra la Tierra en los próximos cientos de años. Mal que nos pese, el paso del tiempo ha demostrado la inexactitud de las palabras del experto y, por tanto, la incertidumbre que reina en el terreno de la detección y análisis de este tipo de peligros.

Crónica de una invasión alienígena anunciada

El pasado 30 de octubre se cumplieron 75 años de un evento radiofónico absolutamente revelador. La emisión en a través de la emisora estadounidense CBS de "La guerra del mundos" por parte de un precoz Orson Wells puso de manifiesto el poder sugestivo de los medios de comunicación y dio inicio a los primeros estudios sobre la psicología del pánico. El guionista Howard Koch hizo una hábil adaptación de la novela de Herbert George Wells para su emisión radiada. Koch cambió tiempos y lugares. Si en la obra escrita, la invasión marciana tenía lugar en el Londres de finales del siglo XIX, en este caso el escenario sería una pequeña villa de Nueva Jersey, Estados Unidos, en un tiempo de entreguerras, a nueve años de haber terminado la Primera Guerra Mundial, y a uno de iniciarse la Segunda. El contexto era muy significativo para entender la histeria colectiva que presuntamente se desataría raíz de la retransmisión.