Ir al contenido principal

La Tierra se prepara contra los asteroides peligrosos

Resto recuperado de la roca caída en Cheliabinsk.
 Pesa unos 570 kilos. 
Hará unos ocho años, a raíz del descubrimiento del mediático asteroide Apophis, el asunto de los objetos cercanos a la Tierra cobró un interés extraordinario en los medios de comunicación. Por aquel entonces empezaron a surgir ideas  de lo más ocurrentes para desviar la trayectoria de una roca del espacio en rumbo de colisión contra la Tierra y se hicieron algunas declaraciones por parte de astronautas, astrónomos y expertos implicados en la detección de asteroides. Uno de ellos, Miguel Belló-Mora, director DEIMOS, empresa del sector aeroespacial, e implicado en un proyecto para hacer frente a este tipo de amenazas, aseguró que era "bastante improbable" que un asteroide de más de diez metros colisionara contra la Tierra en los próximos cientos de años. Mal que nos pese, el paso del tiempo ha demostrado la inexactitud de las palabras del experto y, por tanto, la incertidumbre que reina en el terreno de la detección y análisis de este tipo de peligros.

El cielo tembló en los Urales
El pasado 15 de febrero, el ser humano fue testigo de un fenómeno natural que iba a ser registrado como nunca antes: la entrada de un bólido en la atmósfera en la zona de los Urales, en Rusia. Dos explosiones alertaron a la población de la localidad de Cheliabinsk. Acto seguido, las ventanas de toda la ciudad saltaron por los aires como consecuencia del estampido sónico. Los ciudadanos, atónitos, observaron en el cielo la estela  fantasmagórica dejada por una roca que acababa de atravesar la atmósfera. El evento fue de una violencia excepcional.
Estela dejada por el  bólido en Rusia

Como consecuencia del incidente, miles de personas tuvieron que ser atendidas, principalmente por heridas producidas por cortes de cristales. Así, el evento de Cheliabinsk se había convertido en el primero en el que la llegada de una roca del espacio implicó daños físicos a cientos de personas.
Ha sido recientemente, una vez recogidos todos los datos y analizados, cuando hemos comprendido el alcance de aquel acontecimiento. Las revistas Science y Nature han publicado nuevos datos que nos hacen pensar como hemos subestimado esta amenaza y, sobretodo, que estos eventos parecen producirse con más frecuencia de la que imaginábamos.
La roca que se fragmentó, antes de entrar en la atmósfera, medía 20 metros de diámetro, más o menos un edificio de tres plantas. Esto es cinco veces más de lo que se había calculado inicialmente. Además, tenía una masa de nada menos que 10.000 toneladas. Semejante mole, moviéndose a 18 kilómetros por segundo, impactó contra la atmósfera provocando una detonación de unos 500 kilotones, es decir, unas 20 veces la bomba de Hiroshima. Por primera vez, la Ciencia se pudo aproximar a esta clase de fenómenos de una manera tan directa y permitió dar cuenta de lo vulnerables que somos.
Acontecimientos similares se han dado a lo largo de la historia; el último en Tunguska en 1908, un incidente equivalente a una explosión termonuclear que derribó millones de árboles en Siberia. Pero en aquel caso, lo sucedido solo pudo ser reconstruido de forma indirecta, a través de los testimonios de los residentes y de las desconcertantes huellas dejadas en el suelo.

Un millón de asteroides peligrosos
El incidente de Los Urales ha sido tratado en una reunión entre miembros de Naciones Unidas y seis ex astronautas en Nueva York organizada por la Fundación B612. El objetivo era alertar a la comunidad internacional para que tome medidas sobre un asunto que puede repetirse en el momento menos pensado. Merece la pena destacar varias ideas puestas sobre el tapete.  
Una es que hay muchos más asteroides en órbitas de cercanas a la Tierra de lo que se pensaba, alrededor de un millón. Sólo una mínima parte son monitorizados por los sistemas de vigilancia de las agencias espaciales. Por ejemplo, el catálogo de Asteroides Potencialmente Peligrosos de la NASA sólo contempla unos 1.400 registros. En este terreno aún está todo por hacer.
Un fragmento del meteoro caído en Rusia dejó un agujero
 en el hielo de siete metros.

La otra conclusión es que eventos como el de Cheliabinsk son unas diez veces más frecuentes de lo que se pensaba. Incluso existe la probabilidad de que tenga lugar un fenómeno de mayor intensidad.
Se hace necesaria, por tanto, una mayor vigilancia del espacio ya que la detección temprana de este tipo de objetos será crucial para ejecutar alguna maniobra de evitación. En este sentido, se ha anunciado el lanzamiento al espacio de Sentinel, un telescopio con sistemas ópticos especiales que permitirán monitorizar cualquier roca que se aproxime a la Tierra.
¿Y cómo evitar la llegada de un asteroide en rumbo de colisión una vez sea detectado por Sentinel? Durante años se han elaborado sesudas ideas aunque el consenso general entre los expertos es el de hacer colisionar un objeto lanzado desde la Tierra con la antelación suficiente que golpee a la roca y la desvíe de su destino.
Un proyecto que logró financiación por parte de la Agencia Espacial Europea en 2004 fue español. Su nombre: Don Quijote. Una sonda, Sancho, observa y recoge datos, y la otra, Hidalgo, impacta contra la roca. La desviación será de solo unas micras por segundo, pero colisionando con la anticipación necesaria bastaría.
En nuestra corta vida como especie hemos convivido con este peligro sin ser conscientes de que se trataba de algo real. Tenemos la idea de que nuestro planeta se desplaza por el espacio de una forma perfectamente organizada y atendiendo a un orden cósmico, cuando la realidad es mucho más caótica y compleja. Somos vulnerables aunque no lo sepamos porque no controlamos nuestro entorno.
Ahora, tal y como señala el ex astronauta Thomas Jones, "el evento de Cheliabinsk ha marcado la diferencia. Nos ha mostrado la realidad. No se trata de una idea de ciencia ficción o que vaya a suceder dentro de 100 o 500 años. Ha ocurrido ahora".



Comentarios

tonyon ha dicho que…
...una solución posible...AUMENTAR SU VELOCIDAD, darle un empujón, HACIA UN LADO SI QUEDA POCO TIEMPO, ¿a que velocidad le daremos impulso hacia un lado para desviarlo?...velocidad=espacio/tiempo...así que si queremos que pase "rozando" a 1,000 kms de la Tierra=1 millón de mts, y tenemos aprox. 11 días=1 millón de segundos, la velocidad de corrección será de: 6,000 kms radio Terrestre + 1,000 kms=7,000 kms; 7 millones de mts/1 millón de segundos=7 mts/segundo (25 kms/hora). Si aumenta la velocidad hacia delante sube a una órbita más alta y viceversa...radio=(masa*velocidad²)/fuerza (centrípeta) de atracción gravitatoria del Sol.

Entradas populares de este blog

Encuentros en La Cuarta Fase

"Soy la actriz Milla Jovovich, interpreto a la doctora Abigail Tyler. Este filme es una dramatización de eventos ocurridos en octubre de 2000. Cada escena está apoyada en imágenes de archivo. Parte de lo que verán es extremadamente perturbador". Con estas palabras daba comienzo La Cuarta Fase (Olatunde Osunsanmi, 2009) La propia Jovovich daba carta de veracidad a los hechos que se iban a reproducir delante del espectador en la siguiente hora y media; una maniobra muy arriesgada por parte de la actriz de origen ucraniano, como ahora veremos. La Cuarta Fase recrea los sucesos que presuntamente tuvieron lugar en el pueblo de Nome, Alaska, en el año 2000. A modo de documental se narra como algunos vecinos habían sufrido inquietantes experiencias nocturnas en las que sentían la presencia de un ser no humano en su propia habitación, algo que inevitablemente terminará experimentando la propia doctora Abbey Tyler. Durante las sesiones de hipnosis a las que la psicóloga somete a sus pa…

Hugo Chávez, ¿víctima de los reptilianos?

“Nosotros no tenemos ninguna duda en este punto. Los enemigos históricos de nuestra patria buscaron el punto para dañar la salud de nuestro comandante. De momento, ya tenemos bastantes pistas sobre este tema y tendrá que ser investigado por una comisión especial a nivel científico. Ha habido otros casos en la Historia, demasiados casos, como el de Yaser Arafat”. Eran las recientes palabras del actual presidente al cargo de Venezuela, Nicolás Maduro, para referirse a una posible complot en la muerte de Hugo Chávez.
El responsable político no hacía sino aumentar las tesis conspirativas que ya venían circulando en torno a la figura de Chávez, desde que enfermara de cáncer hace dos años.

Los fantasmas del accidente de Los Rodeos

Se cumplen 36 años del mayor accidente aéreo de la historia y aún resuenan con fuerza los ecos de la tragedia. El 27 de marzo de 1977, tuvo lugar un encadenamiento de nefastas circunstancias que hicieron irremediable la tragedia. Ese día, el aeropuerto de Los Rodeos, en el norte de Tenerife, se vio desbordado por la cantidad de aviones que llegaban desde el aeropuerto de Gando,  en Gran Canaria, debido a un artefacto explosivo que había estallado en el interior de sus instalaciones. La situación de caos vivida en Tenerife, sumada a la densa niebla y a una acción precipitada de despegue por parte de un avión de la compañía holandesa KLM, fueron algunos de los ingredientes del desastre. El balance no pudo ser peor: 583 muertos entre los dos aviones que colisionaron.

Claves sobre Prometheus. El origen dirigido de la vida

La última película de Ridley Scott, más allá de su prodigioso despliegue visual o sus erráticos giros de guión, plantea una serie de cuestiones trascendentales que tienen que ver con la vida, la muerte o si estamos solos en el universo. En la capacidad visual y narrativa de poner estos asuntos sobre el tapete es donde reside quizás una de sus mayores virtudes. Scott logra trasladar estos elementos directamente a la fibra sensible del espectador y éste no puede evitar plantearse si realmente la humanidad podría haber sido la creación de unos dioses-extraterrestres. El debate no hace sino abrirse cuando aparecen los créditos finales de la película, tal y como pueden dar cuenta los foros en Internet que bullen con innumerables preguntas sin respuesta. Como acertadamente me decía un amigo, lo mejor de la película ocurre cuando sales de la sala del cine.

Antiguos túneles descubiertos en La Laguna

El primer medio que se hizo eco del hallazgo fue la revista digital Ángulo 13, el jueves 25 de junio. El siguiente día, viernes, aparecería en diferente rotativos como ABC o La Opinión; este último diario dedicándole la portada a tan curioso asunto.
Un par de días antes, el escritor Fernando Herraiz se ponía en contacto conmigo para ponerme al tanto de un asunto que sabía que seguía con gran interés y discreción: él, junto al investigador Jesús Tremps, habían hallado un antíguo túnel bajo el casco urbano de la ciudad de La Laguna (Santa Cruz de Tenerife). Las fotos que me dejó (y que van adjuntas a este texto) eran muy sugerentes.
Tal y cómo me comentaba Herraiz, se trataba de un acceso bajo tierra de, aproximadamente, metro y medio de ancho por dos de alto. Se podía entrar por el cercano barranco de Cha Marta, en dirección hacia la Iglesia de La Concepción. Cuando se han avanzado unos 150 metros se hace imposible seguir ya que un importante derrumbe lo impide aunque el foco de la linte…