Ir al contenido principal

Vacunas, Nuevo Orden Mundial y extraterrestres

Ya he dejado constancia en este sitio de cómo un asunto de gran alcance como es el de la actual crisis sanitaria provocada por la gripe A no podía pasar desapercibido para los conspiranoicos. Al principio se decía que se trataba de un virus elaborado artificialmente en un laboratorio para diezmar a la población mundial. Después fue la excusa para desatar las iras contra los neoconservadores como Donald Rummsfeld y sus imperdonables lazos con la industria farmacéutica -ya saben, todo se trataría de un negociete para vender millones y millones de unidades del controvertido anitiviral Tamiflu-.Ahora le toca el turno a las vacunas.
A nadie le gusta inocularse algo que se parece a aquello contra lo que intenta prevenirse. Eso es, a fin de cuentas, en lo que consiste una vacuna; la inyección de un preparado de antígenos, que no deja de ser una sustancia que incluye partes del virus contra el que se quiere inmunizar al enfermo. Esto provoca una beneficiosa reacción inmunológica del organismo contra el patógeno en cuestión.
Esta aversión de los ciudadanos por las agujas, en general, y las vacunas, en particular, -en España, sólo un 50% de las personas que pertenecen a algún grupo de riesgo se ha vacunado contra la gripe A hasta la fecha-está siendo aprovechada muy eficientemente por algunos individuos para introducir determinadas ideas subversivas. Al final, la teoría de la conspiración pasa de ser una mera conjetura inocente, cuyo fin debería ser el de entretener al público ávido de historias, a convertirse en una poderosa arma de propaganda apta para divulgar, de manera subrepticia, ideas antisistema, antiamericanas, antiglobalización, antisemita, etc...El efecto de esta herramienta cuando se haya en manos malintencionadas es arrollador.
Una de las campañas antivacuna de las que más se está hablando en internet es la que está llevando a cabo la Doctora Rauni Kilde, residente en Finlandia. Invito al lector a que vea el vídeo adjunto antes de seguir leyendo.
Kilde se despacha con una serie de ideas muy del gusto de los conspiracionistas, a saber, todo el asunto de las vacunas es un montaje de las farmacéuticas, en connivencia con la OMS, con dos objetivos: uno, el de reducir la población en, al menos dos terceras partes. Dos, el de enriquecer al lobby empresarial farmacéutico hasta límites insospechados. Dos metas que, a poco que se pare uno a pensarlo, no casan ni de lejos; el delirio de la doctora le lleva a plantear que el fin último de las perversas farmacéuticas es aniquilar a su propio mercado.
Son las palabras de una persona que se adjudica (o por lo menos así la presentan en algunos sitios webs) el título de ex ministra de Sanidad; algo que mejor será poner en cuarentena, como poco, ya que me ha resultado harto difícil poder constatar este punto.
En cualquier caso, con semejante currículum, se permite aconsejar a las mujeres embarazadas y a los niños que no se vacunen -dos de los colectivos contra los que más se está cebando la enfermedad precisamente-. Para la Doctora, se pretende acabar de esta manera con las siguientes generaciones de humanos."La gripe no es peligrosa, lo son las inyecciones" manifiesta. La irresponsabilidad de estas declaraciones no conoce límites.
El resto de las ideas expuestas es un refrito bien conocido por quienes rastrean este tipo de historias: que si les compramos a los americanos comida modificada genéticamente, que si nos están matando intencionadamente con las ondas de los móviles, que si Rummsfeld otra vez, que si el Club Bilderbeg...
Al margen del dudoso pasado de Kilde como ministra hay que sumar otros aspectos de su biografía que aportan pistas al porqué de su discurso.
Ya desde hace años, hablaba de extraños microchips que muchas personas llevan implantados sin saberlo. Ello permitiría a los gobiernos manejar a su antojo a los ciudadanos, disponiendo, por ejemplo, de un ejército de zombis que podrían asesinar sin remordimientos (muy en la línea de los ríos de tinta que ha hecho correr el proyecto MK Ultra). Pero la cosa no acaba aquí.
Rauni Kilde afirma haber sido contactada por alienígenas en varias ocasiones. En un artículo, "Mis 100 encuentros con seres del espacio" declara que los extraterrestres le salvaron la vida hasta en tres ocasiones. Según cuenta, cierto día, a raíz de un grave accidente de coche, un ser de otro planeta le prestó asistencia sanitaria.
Pero el auténtico interés por los asuntos ufológicos arrancaría en Agosto de 1986, cuando fue testigo de las evoluciones de una impresionante esfera de unos 30 metros de origen desconocido. Aquello dejó impresionada a la doctora que sentiría una especie de renovación personal.
Quédese con esto último ¿Se acuerda del fatídico accidente de tráfico en el que por intercesión casi divina no perdió la vida? Aquel incidente obligó a Kilde a apartarse de su trabajo y abandonar su carrera como médico. Fue un suceso que cambió su vida. ¿Sabe en qué año tuvo lugar? En 1986, El mismo año en el que avistó el espectacular ovni esférico. ¿Una de las experiencias-el accidente- provocó la otra-la observación de la esfera-? ¿Fue el asunto de los ovnis una vía de escape para la doctora al ver como se desmoronaba toda su vida profesional ante sus narices? Intentar comprender porque, en ocasiones, la gente dice lo que dice puede llegar a ser muy complejo.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Encuentros en La Cuarta Fase

"Soy la actriz Milla Jovovich, interpreto a la doctora Abigail Tyler. Este filme es una dramatización de eventos ocurridos en octubre de 2000. Cada escena está apoyada en imágenes de archivo. Parte de lo que verán es extremadamente perturbador". Con estas palabras daba comienzo La Cuarta Fase (Olatunde Osunsanmi, 2009) La propia Jovovich daba carta de veracidad a los hechos que se iban a reproducir delante del espectador en la siguiente hora y media; una maniobra muy arriesgada por parte de la actriz de origen ucraniano, como ahora veremos. La Cuarta Fase recrea los sucesos que presuntamente tuvieron lugar en el pueblo de Nome, Alaska, en el año 2000. A modo de documental se narra como algunos vecinos habían sufrido inquietantes experiencias nocturnas en las que sentían la presencia de un ser no humano en su propia habitación, algo que inevitablemente terminará experimentando la propia doctora Abbey Tyler. Durante las sesiones de hipnosis a las que la psicóloga somete a sus pa…

Hugo Chávez, ¿víctima de los reptilianos?

“Nosotros no tenemos ninguna duda en este punto. Los enemigos históricos de nuestra patria buscaron el punto para dañar la salud de nuestro comandante. De momento, ya tenemos bastantes pistas sobre este tema y tendrá que ser investigado por una comisión especial a nivel científico. Ha habido otros casos en la Historia, demasiados casos, como el de Yaser Arafat”. Eran las recientes palabras del actual presidente al cargo de Venezuela, Nicolás Maduro, para referirse a una posible complot en la muerte de Hugo Chávez.
El responsable político no hacía sino aumentar las tesis conspirativas que ya venían circulando en torno a la figura de Chávez, desde que enfermara de cáncer hace dos años.

Los fantasmas del accidente de Los Rodeos

Se cumplen 36 años del mayor accidente aéreo de la historia y aún resuenan con fuerza los ecos de la tragedia. El 27 de marzo de 1977, tuvo lugar un encadenamiento de nefastas circunstancias que hicieron irremediable la tragedia. Ese día, el aeropuerto de Los Rodeos, en el norte de Tenerife, se vio desbordado por la cantidad de aviones que llegaban desde el aeropuerto de Gando,  en Gran Canaria, debido a un artefacto explosivo que había estallado en el interior de sus instalaciones. La situación de caos vivida en Tenerife, sumada a la densa niebla y a una acción precipitada de despegue por parte de un avión de la compañía holandesa KLM, fueron algunos de los ingredientes del desastre. El balance no pudo ser peor: 583 muertos entre los dos aviones que colisionaron.

Claves sobre Prometheus. El origen dirigido de la vida

La última película de Ridley Scott, más allá de su prodigioso despliegue visual o sus erráticos giros de guión, plantea una serie de cuestiones trascendentales que tienen que ver con la vida, la muerte o si estamos solos en el universo. En la capacidad visual y narrativa de poner estos asuntos sobre el tapete es donde reside quizás una de sus mayores virtudes. Scott logra trasladar estos elementos directamente a la fibra sensible del espectador y éste no puede evitar plantearse si realmente la humanidad podría haber sido la creación de unos dioses-extraterrestres. El debate no hace sino abrirse cuando aparecen los créditos finales de la película, tal y como pueden dar cuenta los foros en Internet que bullen con innumerables preguntas sin respuesta. Como acertadamente me decía un amigo, lo mejor de la película ocurre cuando sales de la sala del cine.

Antiguos túneles descubiertos en La Laguna

El primer medio que se hizo eco del hallazgo fue la revista digital Ángulo 13, el jueves 25 de junio. El siguiente día, viernes, aparecería en diferente rotativos como ABC o La Opinión; este último diario dedicándole la portada a tan curioso asunto.
Un par de días antes, el escritor Fernando Herraiz se ponía en contacto conmigo para ponerme al tanto de un asunto que sabía que seguía con gran interés y discreción: él, junto al investigador Jesús Tremps, habían hallado un antíguo túnel bajo el casco urbano de la ciudad de La Laguna (Santa Cruz de Tenerife). Las fotos que me dejó (y que van adjuntas a este texto) eran muy sugerentes.
Tal y cómo me comentaba Herraiz, se trataba de un acceso bajo tierra de, aproximadamente, metro y medio de ancho por dos de alto. Se podía entrar por el cercano barranco de Cha Marta, en dirección hacia la Iglesia de La Concepción. Cuando se han avanzado unos 150 metros se hace imposible seguir ya que un importante derrumbe lo impide aunque el foco de la linte…