sábado, 3 de octubre de 2009

Insólito encuentro aereo en Canarias

Corría el año 1968. Una noche de primavera, un Fokker de la compañía Iberia cubría el vuelo desde Las Palmas hasta Villacisneros, en el Sáhara Occidental. Todo se presentaba de lo más normal hasta que el avión, encontrándose próximo a su destino, se ve escoltado por una luminaria de origen desconocido. Cuando el Fokker comienza la maniobra de aproximación y desciende, la luz sin identificar sale disparada hacia el firmamento. Esta historia no termina aquí.
El experimentado piloto Paco Andreu (en la imagen, a la derecha junto al autor), miembro de la tripulación del Fokker junto al comandante Ciudad aquella jornada de 14 de marzo de hace 41 años, nos narró lo que vivió en el camino de vuelta hacia Las Palmas; viaje en el que el ovni volvió a hacer acto de presencia.
Se trata de un testimonio privilegiado, el de un profesional del aire que tiene un encuentro con una luz/objeto sin identificar en el aire; un aspecto doblemente interesante, por un lado por el hecho de producirse la observación en el aire (el mismo medio que el ovni). Por otro, se trata de las palabras de un experto que es capaz de discriminar lo que es un avión de lo que es una estrella, sin que de esto deba deducirse la infalibilidad de los testimonios de los pilotos de aviones o la imposibilidad de que se equivoquen. Como todo hijo de vecino, son seres humanos.
Las palabras de Andreu, además, tienen la virtud de haber permanecido invariables con el paso del tiempo pese a los años transcurridos. No aporta elementos que inviten a pensar en una lectura mística del suceso por su parte. Se trata de un relato contado de manera sobria y desapasionada. Un testimonio sincero, objetivo y muy interesante.
Lo pueden escuchar en nuestra última emisión de Crónicas del Misterio:




----------------------------------------------------------------------------------

También está disponible nuestro programa del 23 de septiembre en el que recogemos la entrevista que le hicimos al investigador malagueño José Manuel Frías en relación a su libro "Málaga Insólita", un deliciosa recopilación de leyendas populares con un enfoque "más antropológico que de misterio" según sus propias palabras: