Ir al contenido principal

Tenerife y el enigma templario

Nos ha llegado un libro sorprendente: "Tenerife y el enigma templario". Su autor, José Carlos Gil Marín, escritor y periodista, nos hace a través de la obra dos propuestas muy atrevidas. Una nos habla del papel relevante que tuvo alguna orden templaria (neotemplaria sería más apropiado; los templarios originales fueron ajusticiados a principios del siglo XIV) en la conquista de Canarias. La otra se refiere a la misteriosa conexión que mantiene la imagen de la Virgen de Candelaria (cuya talla se puede contemplar en Tenerife) con la orden del temple.
Para acometer su empresa, Gil utiliza como herramienta lo que él denomina "historia contrafactual". Se trata de un recurso que partiendo de posibles caminos alternativos en la Historia plantea un escenario sustancialmente diferente al ortodoxo; una versión no oficial de los hechos, si se quiere ver así aunque, eso sí, partiendo de indicios sólidos. No se trata de una mera ucronía, como aclara el autor. En la historia contrafactual las "alternativas plausibles se transforman en hipótesis para después convertirse en tésis".
Así, si bien es cierto que la presencia de templarios en Canarias no está lo suficientemente probada, sí existen, a juicio del periodista, suficientes elementos que apuntarían, incluso, a su papel influyente en la conquista del archiìélago.
Uno de ellos es la huída de algunos caballeros de la orden, tras su destrucción en 1314, hacia Portugal, donde fueron bien recibidos. Allí habrían pervivido con el nombre de la Orden de los Caballeros de Cristo y habrían asumido el papel de la expansión marítima que estaba llevando a cabo Portugal en las costas africanas durante el siglo XIV.
Otro aspecto a resaltar es la conexión entre la mítica orden y la imagen de la Virgen de Candelaria. Según Gil Marín, la talla que se puede contemplar actualmente en la Basílica de Candelaria no es la original, si no una copia. La auténtica se halla en un templo de Adeje (en el sur de Tenerife) y muestra, lo que a todas luces, parece ser un código secreto que aún está lejos de ser desvelado.
El autor de la obra estuvo en Crónicas del Misterio y la entrevista se puede escuchar aquí:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Encuentros en La Cuarta Fase

"Soy la actriz Milla Jovovich, interpreto a la doctora Abigail Tyler. Este filme es una dramatización de eventos ocurridos en octubre de 2000. Cada escena está apoyada en imágenes de archivo. Parte de lo que verán es extremadamente perturbador". Con estas palabras daba comienzo La Cuarta Fase (Olatunde Osunsanmi, 2009) La propia Jovovich daba carta de veracidad a los hechos que se iban a reproducir delante del espectador en la siguiente hora y media; una maniobra muy arriesgada por parte de la actriz de origen ucraniano, como ahora veremos. La Cuarta Fase recrea los sucesos que presuntamente tuvieron lugar en el pueblo de Nome, Alaska, en el año 2000. A modo de documental se narra como algunos vecinos habían sufrido inquietantes experiencias nocturnas en las que sentían la presencia de un ser no humano en su propia habitación, algo que inevitablemente terminará experimentando la propia doctora Abbey Tyler. Durante las sesiones de hipnosis a las que la psicóloga somete a sus pa…

Hugo Chávez, ¿víctima de los reptilianos?

“Nosotros no tenemos ninguna duda en este punto. Los enemigos históricos de nuestra patria buscaron el punto para dañar la salud de nuestro comandante. De momento, ya tenemos bastantes pistas sobre este tema y tendrá que ser investigado por una comisión especial a nivel científico. Ha habido otros casos en la Historia, demasiados casos, como el de Yaser Arafat”. Eran las recientes palabras del actual presidente al cargo de Venezuela, Nicolás Maduro, para referirse a una posible complot en la muerte de Hugo Chávez.
El responsable político no hacía sino aumentar las tesis conspirativas que ya venían circulando en torno a la figura de Chávez, desde que enfermara de cáncer hace dos años.

Los fantasmas del accidente de Los Rodeos

Se cumplen 36 años del mayor accidente aéreo de la historia y aún resuenan con fuerza los ecos de la tragedia. El 27 de marzo de 1977, tuvo lugar un encadenamiento de nefastas circunstancias que hicieron irremediable la tragedia. Ese día, el aeropuerto de Los Rodeos, en el norte de Tenerife, se vio desbordado por la cantidad de aviones que llegaban desde el aeropuerto de Gando,  en Gran Canaria, debido a un artefacto explosivo que había estallado en el interior de sus instalaciones. La situación de caos vivida en Tenerife, sumada a la densa niebla y a una acción precipitada de despegue por parte de un avión de la compañía holandesa KLM, fueron algunos de los ingredientes del desastre. El balance no pudo ser peor: 583 muertos entre los dos aviones que colisionaron.

Claves sobre Prometheus. El origen dirigido de la vida

La última película de Ridley Scott, más allá de su prodigioso despliegue visual o sus erráticos giros de guión, plantea una serie de cuestiones trascendentales que tienen que ver con la vida, la muerte o si estamos solos en el universo. En la capacidad visual y narrativa de poner estos asuntos sobre el tapete es donde reside quizás una de sus mayores virtudes. Scott logra trasladar estos elementos directamente a la fibra sensible del espectador y éste no puede evitar plantearse si realmente la humanidad podría haber sido la creación de unos dioses-extraterrestres. El debate no hace sino abrirse cuando aparecen los créditos finales de la película, tal y como pueden dar cuenta los foros en Internet que bullen con innumerables preguntas sin respuesta. Como acertadamente me decía un amigo, lo mejor de la película ocurre cuando sales de la sala del cine.

7 casas encantadas en Canarias

Se trate o no de lugares realmente encantados, lo cierto es que los inmuebles que hemos seleccionado a continuación arrastran una carga importante de leyendas. Son historias que con el paso de los años he ido recogiendo, en muchas ocasiones junto a mi compañero de fatigas, el periodista Héctor Fajardo, gran especialista en este tipo de experiencias. De la mano del lector queda el valorar la veracidad de estos relatos, aunque mi criterio personal es el de pensar que generalmente detrás de una leyenda siempre hay un poso de verdad.