Ir al contenido principal

Un refugio para el fin del mundo

El año 2012 está siendo la coartada perfecta para que más de uno haga su agosto explotando los miedos de la gente. La sociedad ya vive acongojada entre inquietantes datos económicos, terremotos y erupciones volcánicas. Es el caldo de cultivo perfecto para que algunos desaprensivos formulen las propuestas más delirantes.
            De piedra nos hemos quedado al constatar que, en los últimos años, la demanda de refugios atómicos ha aumentado un 20%, según informa el diario La Vanguardia. La declaración la realizaba Antonio Alcahud, ingeniero que lleva más de treinta años dedicado a la construcción de refugios atómicos. Parece existir, en estos momentos, un “revival” de este tipo de construcciones que parecieron vivir sus mejores tiempos en los momentos álgidos de la Guerra Fría y que, por tanto, parecían condenados a ser meras piezas de mueso. El propio Alcahud apunta motivos que ya sospechábamos: “La predicción maya junto a las posibles catástrofes climáticas y el cambio de polaridad de la Tierra han reactivado el interés por los búnkeres”. Alucinante…
            Hace varias semanas que conocíamos algunas iniciativas concretas. Una de ellas parte de la empresa Vivos (una nota en una web en Internet comentaba la noticia con el acertado titular de “Dónde los vivos viven de los bobos”), una empresa que promociona este tipo de construcciones subterráneas argumentando que están diseñadas a prueba de todo tipo de desastres. La lista de posibles cataclismos está enumerada con detalle en la propia página web del proyecto e incluye peligros improbables como un repentino cambio en los polos magnéticos de la Tierra o la proximidad del famoso planeta Nibiru (que algunos voceros del 2012 han anunciado para ese año y que, según NASA, ya debería ser visible en caso de que tuvieran razón).
            El proyecto de Vivos consiste en un ambicioso complejo subterráneo que se encontraría a unos diez metros de profundidad y que ocuparía una superficie de unos seis kilómetros cuadrados. Podrían habitar hasta doscientas personas durante un año. Vivos asegura el abastecimiento, durante ese tiempo de electricidad, luz y agua. Asimismo la pureza del aire estaría garantizada, dada la existencia de sistemas de filtrado especiales que tendrían un papel relevante en caso de que se produjera una guerra química o bacteriológica. La estructura tendría forma de pulpo de tal manera que, en la parte central, habría una zona de uso común en la que, según los portavoces de la empresa, habría un cine, un teatro, un gimnasio, una clínica, almacenes…Todo estaría dispuesto para que los supervivientes del fin del mundo no echaran en falta las comodidades del mundo que acaban de dejar atrás.
            La iniciativa es totalmente privada y aunque inicialmente se iba a llevar a cabo en California, Robert Vicino, director de Vivos Group, ha admitido que hay demanda por parte de Europa, concretamente, de Portugal y España, donde podrían construirse hasta diez búnkeres. La idea en su conjunto sería la de llevar a cabo la construcción de veinte búnkeres que alojarían a un total de cuatro mil personas. Sería como una especie de “arca de Noé” que permitiría a la humanidad volver a empezar desde cero en caso de que una catástrofe global pudiera extinguirla.
            El precio por el “alojamiento” sería de cincuenta mil dólares para adultos (unos cuarenta mil euros) y la mitad para menores. Por las mascotas no habría que abonar cantidad alguna. Se asegura que el contratante podrá otorgar por herencia sobre sus herederos los derechos adquiridos en la operación. Una cláusula necesaria (y una hábil maniobra) si los de Vivos quieren que su empresa tenga éxito, dado lo improbable que será que el fin del mundo tenga lugar a corto plazo. Se pretende, en definitiva, rentabilizar una operación que tendrá un coste de unos siete millones y medio de euros por búnker.
            Pero para pertenecer al selecto grupo de supervivientes no basta con un cheque. Los organizadores declaran que los aspirantes, a los que se refiere en su web como “elegidos”, deben tener una serie de cualidades que lo hagan idóneo. Deberán manejar alguna habilidad (ya sea como médico, carpintero o profesor de matemáticas) y sólo después de un criba, los solicitantes seleccionados pertenecerán un grupo específico que será el que complete la operación para adquirir la propiedad de un espacio en el búnker más cercano a su zona de residencia, dentro de la red que planea establecer Vivos.
            El proyecto supura un mesianismo que se ve colmado (como no) con las profecías relativas al 2012. En la propia web de Vivos Group se da cumplida cuenta de los desastres que están por venir para esa fecha y, de hecho, se establece una línea temporal para acometer toda la empresa, que tendría como límite el 21 de diciembre de ese año. Con tal fin, muestran un reloj en una permanente cuenta atrás que culmina ese día, fecha, como es sabido, en la que concluye presuntamente el quinto ciclo del calendario maya. Por otro lado, no deja de ser una estrategia comercial en la que se empuja a los potenciales compradores a que no se lo piensen mucho, que no hay tiempo.
             España no ha sido ajena a esta corriente que se presenta como un filón para algunos constructores. El denominado Grupo de Supervivencia de España 2012 también está buscando miembros para el selecto club de supervivientes del fin del mundo. También emplean el reclamo del 2012 y prometen un refugio contra todo tipo de catástrofes por el módico precio de unos dos mil euros por persona. Jonathan Bosque, impulsor de la iniciativa, afirma que ya son 165 personas las que forman parte de una cooperativa, “cincuenta de las cuales formamos parte del proyecto del búnker, que dispone de cincuenta plazas". "Queríamos construir uno para cuatrocientas personas pero el tiempo apremia y decidimos hacer un primer refugio que estará listo en seis meses” aclara Bosque..
            Algunos proyectos de este grupo serán en áreas de Madrid y Barcelona y permitirán una autonomía de dos o tres meses “si las cosas se ponen feas”, según sus propias palabras.
            Llama la atención que el discurso de Bosque incluya un mensaje de esperanza una vez llegue el fin del mundo. En una entrevista concedida a Punto Radio asegura que “es una oportunidad única el experimentar esa transición, ese cambio de ciclo que proponen los mayas y además lo hacemos con ilusión, no lo hacemos asustados”.

            Apocalipsis y salvación a las puertas de 2012
            ¿Qué puede haber detrás de todo este movimiento? Sin duda hay todo un negocio inmobiliario que seguramente dará resultado en muchas ocasiones. Hasta aquí todo bien.
Lo que no parece muy lícito es alentar el miedo y utilizar informaciones científicas, de forma absolutamente sesgada, para promover una empresa. Podríamos hablar un auténtico “pelotazo” del 2012.
Ya hemos apuntado que ninguna amenaza acecha a la humanidad en ese año. Tan sólo preocupa un aumento de la actividad solar que podría alterar gravemente el sistema eléctrico o las comunicaciones. Pero aún admitiendo el peor de los escenarios, es decir, que el alcance los daños fuera planetario y el mundo quedara sumido en la oscuridad durante días o semanas por falta de electricidad, tampoco tendría mucho sentido esconderse en un búnker.
Por otro lado, algunos expertos resaltan características sectarias de este tipo de asociaciones. Fomentan el aislamiento y con ello una visión distorsionada de la realidad. Piden dinero a sus miembros para justificar una inversión basada en una idea irracional, esto es, que el mundo se acabará en corto periodo de tiempo. En cierta manera, esta cuenta atrás y el determinar una fecha límite constituyen un elemento muy propio de las sectas milenaristas.
La propia idea del fin del mundo es recurrente en este tipo de grupos y exalta el valor de la salvación. Sólo un grupo de elegidos, unos pocos que han tenido la capacidad de discernir el advenimiento de los últimos días, de interpretar las claves, se salvará y dará lugar a un nuevo “génesis”, una nueva etapa en la historia de la humanidad. Se habrá completado un ciclo y habrá comenzado otro nuevo.
El 2012 se presenta como el nuevo punto de inflexión de las ideas de carácter apocalíptico y a buen seguro que durante los próximos dos años veremos surgir a un buen número de sectas anunciando el fin de los tiempos. Posiblemente surjan nuevos grupos, y otros ya existentes que sobrellevaban un discurso caduco encontrarán un nuevo pretexto para justificarse. Muchas de estas sectas serán de carácter “platillista” y otras estarán relacionadas con el movimiento New Age. Algunas de ellas posiblemente serán peligrosas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Encuentros en La Cuarta Fase

"Soy la actriz Milla Jovovich, interpreto a la doctora Abigail Tyler. Este filme es una dramatización de eventos ocurridos en octubre de 2000. Cada escena está apoyada en imágenes de archivo. Parte de lo que verán es extremadamente perturbador". Con estas palabras daba comienzo La Cuarta Fase (Olatunde Osunsanmi, 2009) La propia Jovovich daba carta de veracidad a los hechos que se iban a reproducir delante del espectador en la siguiente hora y media; una maniobra muy arriesgada por parte de la actriz de origen ucraniano, como ahora veremos. La Cuarta Fase recrea los sucesos que presuntamente tuvieron lugar en el pueblo de Nome, Alaska, en el año 2000. A modo de documental se narra como algunos vecinos habían sufrido inquietantes experiencias nocturnas en las que sentían la presencia de un ser no humano en su propia habitación, algo que inevitablemente terminará experimentando la propia doctora Abbey Tyler. Durante las sesiones de hipnosis a las que la psicóloga somete a sus pa…

Hugo Chávez, ¿víctima de los reptilianos?

“Nosotros no tenemos ninguna duda en este punto. Los enemigos históricos de nuestra patria buscaron el punto para dañar la salud de nuestro comandante. De momento, ya tenemos bastantes pistas sobre este tema y tendrá que ser investigado por una comisión especial a nivel científico. Ha habido otros casos en la Historia, demasiados casos, como el de Yaser Arafat”. Eran las recientes palabras del actual presidente al cargo de Venezuela, Nicolás Maduro, para referirse a una posible complot en la muerte de Hugo Chávez.
El responsable político no hacía sino aumentar las tesis conspirativas que ya venían circulando en torno a la figura de Chávez, desde que enfermara de cáncer hace dos años.

Los fantasmas del accidente de Los Rodeos

Se cumplen 36 años del mayor accidente aéreo de la historia y aún resuenan con fuerza los ecos de la tragedia. El 27 de marzo de 1977, tuvo lugar un encadenamiento de nefastas circunstancias que hicieron irremediable la tragedia. Ese día, el aeropuerto de Los Rodeos, en el norte de Tenerife, se vio desbordado por la cantidad de aviones que llegaban desde el aeropuerto de Gando,  en Gran Canaria, debido a un artefacto explosivo que había estallado en el interior de sus instalaciones. La situación de caos vivida en Tenerife, sumada a la densa niebla y a una acción precipitada de despegue por parte de un avión de la compañía holandesa KLM, fueron algunos de los ingredientes del desastre. El balance no pudo ser peor: 583 muertos entre los dos aviones que colisionaron.

Claves sobre Prometheus. El origen dirigido de la vida

La última película de Ridley Scott, más allá de su prodigioso despliegue visual o sus erráticos giros de guión, plantea una serie de cuestiones trascendentales que tienen que ver con la vida, la muerte o si estamos solos en el universo. En la capacidad visual y narrativa de poner estos asuntos sobre el tapete es donde reside quizás una de sus mayores virtudes. Scott logra trasladar estos elementos directamente a la fibra sensible del espectador y éste no puede evitar plantearse si realmente la humanidad podría haber sido la creación de unos dioses-extraterrestres. El debate no hace sino abrirse cuando aparecen los créditos finales de la película, tal y como pueden dar cuenta los foros en Internet que bullen con innumerables preguntas sin respuesta. Como acertadamente me decía un amigo, lo mejor de la película ocurre cuando sales de la sala del cine.

Antiguos túneles descubiertos en La Laguna

El primer medio que se hizo eco del hallazgo fue la revista digital Ángulo 13, el jueves 25 de junio. El siguiente día, viernes, aparecería en diferente rotativos como ABC o La Opinión; este último diario dedicándole la portada a tan curioso asunto.
Un par de días antes, el escritor Fernando Herraiz se ponía en contacto conmigo para ponerme al tanto de un asunto que sabía que seguía con gran interés y discreción: él, junto al investigador Jesús Tremps, habían hallado un antíguo túnel bajo el casco urbano de la ciudad de La Laguna (Santa Cruz de Tenerife). Las fotos que me dejó (y que van adjuntas a este texto) eran muy sugerentes.
Tal y cómo me comentaba Herraiz, se trataba de un acceso bajo tierra de, aproximadamente, metro y medio de ancho por dos de alto. Se podía entrar por el cercano barranco de Cha Marta, en dirección hacia la Iglesia de La Concepción. Cuando se han avanzado unos 150 metros se hace imposible seguir ya que un importante derrumbe lo impide aunque el foco de la linte…